26 sept. 2008

Shana Tova !

MENSAJE DE ROSH HASHANÁ 2008 (5769) DEL PRESIDENTE DE LA FCJE A LAS COMUNIDADES JUDÍAS ESPAÑOLAS
Estimados correligionarios:
Quisiera aprovechar la oportunidad del inicio del año nuevo para exponerles algunos aspectos de interés sobre el mundo judío y sobre la comunidad judía española en el año que está terminando.

El mundo judío
El año 5768 estuvo marcado para el pueblo judío por algunos hechos relevantes.
Israel buscó durante este año la paz de modo incesante. Las negociaciones con la autoridad palestina, la tregua en Gaza y la apertura de conversaciones con Siria por intermedio de Turquía, así lo avalan. Por otra parte, el primer ministro, Ehud Ohlmert, se ha visto obligado a dimitir tras algunas acusaciones de corrupción. La democracia israelí ha salido, sin duda, fortalecida, pero es necesario que se forme rápidamente un nuevo gobierno que prosiga la labor política iniciada, dirija al país hacia un futuro prometedor y sepa enfrentarse con éxito a los peligros que le acechan, entre ellos la amenaza iraní.
En Latinoamérica continúa la deriva política venezolana, que pone en peligro a la población judía, huérfana de relaciones institucionales con el gobierno de aquel país. No se tiene seguridad alguna de que la reciente reunión del Presidente venezolano con representantes de organizaciones judías internacionales y nacionales vaya a mejorar el estado de tales relaciones.
El papel de la Federación en las actividades del Congreso Judío Europeo, de cuyo comité ejecutivo forma parte, ha sido muy importante, así como en la creación de un Foro Judío Iberoamericano entre la FCJE y el Congreso Judío Latinoamericano; se celebró una sesión conjunta en Madrid en el pasado mes de junio, cuyos participantes fueron recibidos por Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Borbón.

Las comunidades judías españolas
Las comunidades judías han mejorado durante este año sus infraestructuras educativas, tanto en Barcelona como en Melilla.
En los aspectos religiosos, la Federación ha aprobado la creación de un marco de acción concertada rabínica nacional que entrará próximamente en actividad.
Con la colaboración económica de la FCJE se celebró este año un campamento de niños y adolescentes que reunió a ciento cincuenta chicos y chicas de toda España.
Desarrollamos en la Federación la figura de asociado, con voz pero sin voto, para asociaciones de interés judío, integrándose como tales hasta la fecha tres instituciones, Beth Shalom de Cataluña, Sefarad Beitenu de Murcia y la Comunidad Israelita del Principado de Asturias.
En cuanto a nuestra relación con la sociedad en general, ha continuado desarrollándose Radio Sefarad, se han potenciado respecti-vamente el programa televisivo Shalom y el radiofónico La Voz de la Torá, ha vuelto a reiniciar su actividad el Centro de Información y Comunicación, que cuenta de nuevo con un periodista a tiempo completo, y prontamente se iniciará la edición de un boletín mensual electrónico.
Hemos participado como Federación en numerosos cursos y conferencias sobre aspectos del judaísmo español, sobre antisemitismo y sobre enseñanza de la Shoá, y en diversos foros interreligiosos.
Se llevó a cabo una exposición sobre Janucá, que continúa recorriendo la geografía española, y se ha publicado un libro sobre Derechos Humanos y Judaísmo, que ha tenido una gran difusión.
Hemos participado igualmente en la conmemoración del Día del Holocausto en el Congreso de los Diputados y en el correspondiente Acto de Estado, con presencia de los ministros de Justicia, Educación y Asuntos Exteriores y Cooperación.
La colaboración activa y permanente con la Dirección General de Relaciones con las Confesiones, con la Fundación Pluralismo y Convivencia y con la Casa Sefarad- Israel, que han visto durante este año un cambio de sus estructuras directivas, ha sido una constante del año que termina.
Otorgamos el Premio Senador Ángel Pulido al Defensor del Pueblo D. Enrique Múgica, en una ceremonia que contó con la presencia del Ministro de Justicia, del Presidente del Senado, de numerosos embajadores y de un gran número de personalidades.
El sesenta aniversario de Israel, un motivo de especial alegría para todos los judíos del mundo, fue celebrado convenientemente, espon-sorizando junto a la Embajada de Israel y la Casa Sefarad-Israel, un espectáculo de danza contemporánea israelí de extraordinaria calidad.
En nuestra tradición decimos en el año nuevo: “Termine el año y sus maldiciones y venga el año con sus bendiciones”. En el nombre de mis compañeros de la Comisión Permanente de la FCJE y en el mío propio hago votos para que el año 5769 sea bueno para España, para las comunidades judías españolas y para todo el pueblo judío. Y que el Estado de Israel vea en este año que comienza, con seguridad y prosperidad, la llegada de la paz.
Shaná Tová Umetuká,

Jacobo Israel Garzón
Presidente

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK