29 abr. 2009

Yom HaAtzmaut 5769


Hoy 29 de abril se celebra el 61 Anviersarios de la Independencia de Israel.
A continuación el mensaje del gobierno israelí a las comunidades judías del mundo.


Mensaje del Vice-Primer Ministro y Ministro de Relaciones Exteriores Sr. Avigdor Lieberman a las comunidades judías

Al iniciarse las celebraciones con motivo de nuestra libertad y de los 61 años de nuestra independencia, quisiera ante todo compartir con ustedes mis más sentidos y sinceros deseos de paz, seguridad y bienestar para todo el pueblo judío en el mundo entero.

Hace sesenta y un años la Declaración de Independencia unió a todo el pueblo judío, tanto en Israel como en el mundo entero, y contó con el aplauso de todos los países que apoyaban la idea del renacimiento de un Estado judío. El espíritu del pueblo judío nos ayudó a ganar la Guerra de Independencia y fundar el Estado de Israel, permitiéndonos prevalecer sobre quienes deseaban destruirnos.

Hemos pagado un pesado tributo para preservar nuestra independencia. Me refiero a la decena de guerras y a los miles de atentados terroristas, que han dejado un saldo de casi 25.000 muertos y muchos millares de heridos. El precio que hemos tenido que pagar ha reforzado nuestra inquebrantable resolución de mantener a raya a nuestros enemigos. Estamos hoy más que nunca firmemente decididos a proteger a los ciudadanos de Israel dondequiera que se encuentren.

Esta es la hora de la unidad, tanto en Israel como en la Diáspora, porque sólo unidos podremos hacer frente a las amenazas del terrorismo, del odio antiisraelí y del antisemitismo.

Debemos obrar juntos y unidos, a fin de garantizar la preservación de nuestros derechos y de la vitalidad del pueblo judío y reforzar nuestra contribución al mejoramiento del mundo en el que vivimos.

A pesar de su exigua extensión, Israel es un país de inmenso potencial, que se ha anotado logros increíbles. Israel se ha convertido en país pionero a nivel mundial en una variedad de campos, desde la ciencia y la economía hasta la cooperación internacional, y a la vez, es una democracia ejemplar, en la que prevalecen la libertad de palabra y la libertad de culto. Juntos, el Estado de Israel y los judíos de la Diáspora, poseemos una capacidad extraordinaria para contribuir al fomento de la prosperidad a escala mundial, consolidando al propio tiempo la existencia judía, sobre la base de nuestro legado y nuestros valores, siempre dentro del respeto a la dignidad de todos.

Nos incumbe a todos la obligación de promover el diálogo pacífico entre nosotros y la paz genuina con nuestros vecinos. Paralelamente, debemos tomar las medidas apropiadas para salvaguardar la vida judía en todo lugar, la seguridad de Israel, y los derechos del pueblo judío en su tierra ancestral. Debemos alentar y apoyar a la próxima generación de liderazgo judío, porque desde la fundación del Estado de Israel estamos asociados en el proyecto sionista y ahora debemos asociarnos en la tarea de guiar a nuestro pueblo hacia un futuro radiante y ardoroso.

A la luz de mi experiencia personal, deseo subrayar la fortaleza del proyecto sionista. Invito a todos y cada uno de ustedes a unirse a nosotros aquí en Israel donde creemos plenamente en los sueños y los convertimos en realidades.

Estoy ansioso de encontrarme con ustedes en sus respectivas comunidades y aquí, en Jerusalén, la capital eterna e indivisible del Estado de Israel y del pueblo judío.

¡Jag Sameaj!
Atentamente,
Avigdor Lieberman

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK