2 jun. 2010

Los sentimientos, la legalidad y la prensa por Abraham Barchilon

La pérdida de toda vida humana, fueran cuales fueran sus causas, sus razones, siempre se ha de lamentar y los trágicos hechos ocurridos a Kilómetros de la Franja de Gaza, no sólo entran en esta consideración sino que han de servir para propiciar una diplomacia creativa por parte de Israel, y por otro lado, no dejar que encubra un intento más de los enemigos del Estado de Israel, de disfrazar una acción eminentemente política bajo la excusa de la Ayuda Humanitaria.

El acuerdo Gaza-Jericó, fue tomado de los de Oslo y firmado en El Cairo el 4 de enero de 1994, con una declaración de principios corta. El texto en sí contiene unas 300 páginas, con seis mapas adjuntos, y entre los puntos destacados, el concerniente a la seguridad, dice “Israel mantiene el control de la seguridad y la supervisión sobre la entrada de personas, vehículos y armas en todos los puntos de entrada. Israel mantiene el control del mar, así como el control y la supervisión del espacio aéreo”

No obstante ello, Turquía, país que contrapone la entrada en la Comunidad Europea con una radicalización de su postura tradicional girando al integrismo, y con una integración en la OTAN, no sólo desoyó las peticiones de traslado del material humanitario por los conductos establecidos por la ONU y la Cruz Roja Internacional, sino que autorizó la salida de sus puertos de la llamada “Flotilla de la Libertad”.

La ONU, conocedora de la legislación internacional citada, durante una Sesión formal del Consejo de Seguridad, aprobó en términos tajantes la siguiente declaración: “Hay una condena de los actos de fuerza y se reitera la importancia de que Israel libere a los detenidos, devuelva los barcos a sus dueños y la ayuda humanitaria al pueblo palestino”, es decir, analiza la situación en su complejo contexto, pero en ningún momento condena al Estado de Israel.

En la Prensa, podemos leer de todo menos un análisis de las conductas de Estados, organismos y entidades que provocaron los acontecimientos, pese a las advertencias de que los líderes de esa flotilla ponían en riesgo la integridad de Israel, violentando las medidas de seguridad dispuestas para las costas de Gaza.

Sección semanal de Abraham Barchilon, miembro de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España, en Radio Ona Mallorca

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK