31 jul. 2014

Al mundo occidental: ¿quien te defiende? ¡ISRAEL ¡, por Abraham Barchilón Gabizón

Vemos en los medios de comunicación, tanto prensa escrita, radio como televisión, en estos últimos veinte días, multitud de noticias, artículos y reportajes. Sometidos a un minucioso estudio, cabe destacar, en primer término, el desatado odio hacia, no sólo el estado de Israel sino al Judaísmo en general, con un leguaje encarnizado y, en segundo término, apreciamos la falta de imparcialidad que los medios de comunicación deben tener como dogma de fe, faltando en todo momento a la objetividad, a la contrastación de la información recibida y, en resumen, a cumplir con el deber profesional de INFORMAR. Expuesto como premisa la valoración de los ejes, a mi criterio, en que se está desarrollando informativamente esta fase del conflicto, cabe destacar la falta de un análisis objetivo de los fundamentos del mismo y no una mirada de corto alcance al mismo, que sólo se dedica a contar los MISILES QUE HAMAS (Organización Terrorista reconocida como tal a nivel internacional) lanza contra la POBLACIÓN CIVIL DE ISRAEL, intentando que su alcance llegue incluso al Aeropuerto internacional Ben Gurion de Tel-aviv. Y ello para tratar de conseguir lo mismo que los terroristas pro-rusos en Ucrania, es decir, MATAR a las inocentes personas que emplean como medio de transporte el avión. LOS MISILES que Israel lanza, previo aviso telefónico, van específicamente a los lugares desde donde se perpetran los ataques terroristas a las ciudades y al pueblo de Israel. Pero esa labor de recuento y relato de los ataques a la población palestina, no es exacta. Y no lo es porque la Autoridad Nacional Palestina es la única reconocida como representante del pueblo Palestino y en un entente con Israel, no exento de dificultades, ve como sus ciudadanos aumentan su nivel de vida y no son atacados por nadie, por lo que, se debería hacer una gran diferencia entre población Palestina (Cisjordania), la población sometida al imperio del fanatismo del grupo terrorista Hamas (Gaza) y las tesis terroristas de dirigentes que, alejados de la zona de conflicto (Qatar), alimentan y financian los ataques contra el único estado democrático de la zona (Israel), que tiene como principal objetivo la defensa de sus habitantes. La Democracia de Israel se escenifica en la celebración de una manifestación de sus habitantes, ejerciendo éstos el derecho a la libertad de expresión, en contra de la política militar de su gobierno y que finalmente tiene que disolverse por la amenaza de los misiles de los terroristas de Hamas. Pero aun haría falta hacer en estudio más amplio de lo que está representando el terrorismo fanático islamista al mundo occidental, que la prensa se limita a transcribir en titulares de un día (200 niñas secuestradas, iglesias quemadas, imperio del terror en amplias zonas del continente africano…), terrorismo al que con reuniones, conferencias o declaraciones no se puede combatir, porque su fanatismo desea cambiar las normas de vida y conducta de la sociedad occidental, pretendiendo llegar a alterar nuestra esencia. Y está aquí la labor, no considerada ni tenida en cuenta, que Israel viene haciendo al combatir a los terroristas islamistas, que no al pueblo palestino. Son los dirigentes terroristas de la franja de Gaza los que someten a la población que habita en esa zona. Los accesos están cerrados no sólo por Israel sino también por Egipto, que tampoco quiere a esos terroristas, aunque éstos “los abran” mediante túneles para atentar en Israel, además de utilizar a su pobre y desprotegida población como escudos humanos, empleando escuelas, casas particulares y hospitales como plataformas de lanzamientos de misiles. Occidente no acaba de ser consciente de la amenaza que se cierne sobre nuestra forma de sociedad, de la tolerancia y del respeto a la diversidad. Y cuando ello llegue a tomar cuerpo en nuestra conciencia, los ataques indiscriminados y el odio al defensor de esos principios occidentales – Israel – será reconsiderado. Frase destacada: se debería hacer una gran diferencia entre población Palestina (Cisjordania y la población sometida al imperio del fanatismo del grupo terrorista Hamas (Gaza)

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK