11 jun. 2010

Tolerancia ¿dónde? por Abraham Barchilon

En un mundo marcado por las tramas, el interés entrecruzado y el no hacer algo por nada, los nostálgicos de nuestra juventud siempre recordábamos dos núcleos básicos, fuere cual fuere el régimen político vigente en el momento. Se intuía, se respiraba, se palpaba, quizás en la clandestinidad, quizás en el subconsciente pero todos dábamos por seguro que éramos la “Capital” de la tolerancia, del entendimiento de las posiciones del opositor, aunque no se compartieran, del aceptar el hecho diferenciador como un legado y no como un impedimento, donde la virginidad de las ideas sobre la imposición, era la herencia del mañana.

Pues bien, uno de esos dos núcleos era la Universidad y tristemente vemos como, días pasados, unos profesores de nacionalidad israelí, que participan invitados en un evento internacional, fueron brutalmente atacados y el acto cultural suspendido por la beligerancia de unos, el pasotismo de otros y la imperceptible función del Magnífico Rector.

El otro reducto donde las diferencias nunca habían sido motivo de discrimación, era los colectivos de Gays, lesbianas y transexuales. Pues también han resultado contamidos por algo contra lo que ellos han luchado y tenido como bandera: la no discriminación, la aceptación de cada uno como es y lo han hecho patente prohibiendo a una “carroza”, por supuesto israelí, participar en el encuentro a celebrar en Madrid.

Hemos de condenar la desnaturalización de los estamentos y organizaciones y su contaminación por elementos parásitos de los poderes políticos, que al no querer éstos aparecer manifestando su verdadero parecer discriminatorio “políticamente no correcto”, lanzan a sus secuaces para que perviertan el espíritu de no-discriminación, igualdad y libre pensamiento que reinaba en los dos citados núcleos.

Sección semanal de Abraham Barchilon, miembro de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España, en Radio Ona Mallorca

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK