25 ene. 2012

Éxito de la proyección de Gueto, la película perdida de la propaganda nazi.


Ayer martes 24 de enero y en el entorno de los actos celebrados por el Día Internacional de la Memoria del Holocausto, se proyectó en la Filmoteca Nacional (Cine Doré) el documental Gueto, la película perdida de la propaganda nazi.

A diez minutos de comenzar el acto, todavía había gente en la calle esperando para entrar en una sala con aforo para 300 personas. Cuando Álvaro Albacete, Director de Sefarad-Israel, abrió el acto para introducir brevemente el documental que íbamos a ver, apenas unos asientos vacíos podían verse en el piso de arriba.

La sala estaba completa. Público judío, muchos amigos y público abonado a la filmoteca nos dimos cita para ver un testimonio histórico del horror nazi.

El documental, dirigido por la realizadora israelí Yael Hersonski, supone una pieza única desde el punto de vista histórico y de documentación. Aparecen imágenes auténticas grabadas en el gueto de Varsovia por el ejército nazi. Imágenes cuyo fin era la propaganda que pretendía manipular la realidad de la vida dentro del gueto.

Se muestran imágenes de la calle, mucha gente paseando, personas bien arregladas comiendo opíparamente en restaurantes y bailando como si nada sucediera. Esas mismas personas pasando al lado de mendigos y gente desnutrida sin prestarles atención alguna.

Hasta aquí nos puede sonar familiar a otro tipo de escenas que hemos visto. Pero lo novedoso de esta cinta es que en algunos planos aparecen los propios operadores de cámara y los oficiales nazis que dirigían a los judíos. Se les ve cómo les obligan a protagonizar determinadas escenas procurando que fueran lo más espontáneas posibles.

En definitiva, un testimonio sobrecogedor, tratado con suma delicadeza y contextualizado con una gran profesionalidad.

El cierre del acto lo protagonizaron David Hatchwell, Presidente de la Comunidad Judía de Madrid y Chela Cohen, coordinadora de Holocausto de Sefarad-Israel. Un turno de preguntas y un sonoro aplauso pusieron fin a esta interesante cita en la fría noche madrileña organizada por la FCJE y Sefarad-Israel.

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK