18 may. 2012

La comunidad judía española despide a uno de sus líderes históricos

La FCJE lamenta profundamente el fallecimiento de Max Mazin Brodovka el 17 de Mayo de 2012 en su domicilio de Madrid y expresa sus condolencias a su esposa Atara Mor, a sus hijos y a nietos.
Max Mazin fue presidente de la Comunidad Judia de Madrid desde 1954 hasta 1970.
Originario de un shtetl de Lituania donde casi toda su familia fue asesinada, Max Mazin también resistió el antisemitismo estalinista, residió en Polonia y en Bélgica hasta recalar en España a principios de los años 50. Pese a la política oficial del régimen franquista, Max Mazin trabajó y luchó por los derechos de los judíos residentes en España y en Madrid en particular hasta conseguir -en su calidad de Presidente de la Comunidad Hebrea de Madrid- la autorización oficial del Ministerio de Justicia en 1969 para inaugurar la primera Sinagoga ( Beth Yaacov ) de Madrid tras la Expulsión de los Judíos en 1492. Este documento hace mención expresa de la derogación del Edicto de Expulsión por la Constitución de 1869. Junto a otros lideres judíos españoles, trabajó por la Ley de Libertad religiosa, por la fundación de la Amistad Judeo-Cristiana, el establecimiento de B´nai B´rith y ADL, la Asociación de Amistad España-Israel y por el establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel. El 3 de marzo de 1980, Max Mazin sobrevive a un atentado terrorista llevado a cabo por Ali Salman, miembro de una célula clandestina de la OLP, que muere por ser confundido con el objetivo Eduardo Cotelo Villarreal, padre de nueve hijos.
Max Mazin fue uno de los lideres judíos que tomó la palabra ante SSMM Los Reyes de España y el Presidente del Estado de Israel el 31 de Marzo de 1992 en la Sinagoga de Madrid con ocasión de la Conmemoración del 500 Aniversario de la Expulsión de los Judíos de España. Max Mazin era Presidente Honorífico de Yad Vashem-España y de la Comunidad Judía de Madrid.
Max Mazin fue también uno de los promotores iniciales de la CEIM y de la CEOE .
Max Mazin fue condecorado por el Gobierno español con la Encomienda del Mérito Civil y la Gran Cruz de Isabel La Católica.
La Federación de Comunidades Judías de España le rinde un sincero homenaje por su gran calidad como ser humano y como líder comunitario judío.
Descansa en paz. Baruj Dayan HaEmet – Bendito el Juez de la Verdad

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK