29 nov. 2012

En Oviedo, homenaje a Raoul Wallenberg en el centenario de su nacimiento, por Aida Oceransky






Con la afirmación de la Sra. Edit Bucsi Szabó, embajadora de Hungría en España, diciendo que “Raoul Wallenberg y Ángel Sanz Briz representan un ejemplo a seguir para todos los diplomáticos: servir con humanidad y responsabilidad», finalizó el acto de Homenaje y conmemoración del centenario del nacimiento de Raoul Wallenberg, diplomático sueco que salvó del Holocausto a más de 20.000 judíos húngaros.

Previa a la conferencia se había instalado en los pasillos de Auditorio “Príncipe Felipe” de Oviedo, una exposición sobre la vida y destino de Raoul Wallenberg en la que se destacaban sus actos heroicos a favor de los judíos, con paneles explicativos de su vida y fotografía de los pasaporte y visados expedidos para salvar a casi 5000 judíos.

Se presentó el acto con la intervención del Concejal de Turismo y Festejos del Ayuntamiento, Sr. José Ramón Pando, y la proyección de un corto preparado por el Gobierno Húngaro de la vida de Raoul Wallenberg.

A continuación, la profesora e hispanista húngara, Sra. Erzsebet Dobos, realizó un recorrido histórico sobre la situación de Hungría en 1944, describiendo los prolegómenos de la discriminación, humillación y encierro en guetos de los judíos, situación que se agravó con la llegada de un comando nazi de las SS, a las ordenes Adolf Eichmann, encargado de llevar adelante el traslado a los campos de exterminio. 

Destacó la labor de Raoul Wallenberg y Ángel Sanz Briz (zaragozano destinado en la Embajada de España en Hungría) como impulsores de la organización del llamado “gueto internacional” en Budapest, que consistía en el alquiler de edificios bajo la protección de las embajadas de países neutrales y donde se protegía a los judíos y, asimismo, de la expedición de pasaportes y otros documentos con los que los judíos evitaron engrosar las filas de las denominadas marchas de la muerte.

Hizo un extenso recorrido sobre la actuación de Sanz Briz, por ser español y porque la profesora se ha involucrado en ayudar a localizar documentación para investigaciones solicitadas desde América, y ha escrito un libro sobre las misas, proyectándose a continuación un fragmento de la película «El ángel de la muerte».

Posteriormente intervino la embajadora explicando que con los actos programados este año desde el Gobierno húngaro en varios países de Europa y América, pretenden mantener vivo el recuerdo de la valentía y sacrificio de Raoul Wallenberg, el cual ha tenido un amplio reconocimiento en Hungría.

Este acto fue organizado por la Embajada de Hungría, el consulado de Hungría en Gijón, el Ayuntamiento de Oviedo y la Comunidad Israelita del Principado de Asturias.

Además del público asistente nos honraron con su presencia el Secretario General de la Delegación del Gobierno en Asturias y El Director General de Justicia.


Aída Oceransky es Presienta Comunidad Israelita del Principado de Asturias

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK