8 abr. 2013

Madrid - Palabras de Isaac Querub en el Acto de Yom HaShoá (Parque Juan Carlos I)


El domingo 7 de abril tuvo lugar frente al Monumento a las Víctimas del Holocausto en el Parque Juan Carlos I de Madrid un sentido acto de Yom HaShoá Ve HaGvurá  - Día del Holocausto y el Heroísmo que se conmemora anualmente según el calendario hebreo en la fecha del Levantamiento del Gueto de Varsovia.
A continuación reproducimos las palabras del Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub:



Hace unos días, David Hatchwell y yo, participábamos en unas Jornadas sobre Judaísmo e Israel en la Universidad Francisco de Vitoria.

En el debate abierto al final de nuestra intervención, una estudiante se dirigió a nosotros y en lugar de una pregunta nos hizo un comentario. Nos dijo que los Judíos vivíamos anclados en el pasado, que conmemorábamos hechos del pasado y que hacíamos victimismo.

Ciertamente la intervención fue valiente e invitaba a la reflexión.

Antes lo había avisado ya Elie Wiesel, superviviente de la Shoa. Dijo “…Buenos amigos nuestros vendrán a decirnos : Escucha, sabes que estamos contigo. Pero basta ya. Danos una oportunidad de respirar. Una vez al año acudiremos a llorar contigo durante Yom HaShoa …Pero no podemos hacerlo todos los días. Ya basta. Hay otros problemas, otras obligaciones, otras prioridades…”

Fackenheim tenia razón al afirmar que si los Judíos olvidaban a las victimas de Hitler, le concederíamos una “victoria póstuma”.

Por ello recordamos a las victimas, investigamos sobre sus vidas, repetimos sus nombres e incluso intentamos ponerles cara. Así honramos su memoria.

Esto forma parte de la tradición judía. Recordamos los acontecimientos alegres y  tristes. Intentamos también aprender de la Historia.

Defendemos la idea de que la Shoá es un hecho singular porque por primera vez en La Historia , hace solo unas décadas - aquí mismo tenemos aun testigos de ello - un Gobierno elegido democráticamente, en uno de los países mas civilizados del mundo, dispuso de todos los recursos del Estado para organizar el genocidio de todo un Pueblo , el Pueblo judío, por el mero hecho de ser judío. Y ejecuto esta tarea con precisión y eficacia industrial.

Insistimos en ello porque pensamos que hemos de mantenernos alerta ante la tentación totalitaria y la maldad, que forman parte de la condición del hombre.

Recordamos el Holocausto porque sabemos de ideologías, de políticos o de gobiernos que quieren elaborar listas, borrar del mapa al Pueblo judío y a Israel.

Sabemos también que allí donde se empieza a propagar el antisemitismo y se persigue a los judíos, se termina por imponer un régimen de terror o de fanatismo excluyente.

Pero no nos confundamos.

Hitler cosecharía una victoria póstuma aun mayor si – como recuerda Peter Novick -,  al convertir el Holocausto en el símbolo de la experiencia judía, avaláramos tácitamente su definición de nosotros mismos como parias despreciados.

En la tradición judía, la incineración del cadáver esta prohibida porque con ella el cuerpo desaparece demasiado pronto. Pero también se prohíbe el embalsamiento, porque conserva el cuerpo durante demasiado tiempo. Respetamos el duelo pero después hemos de continuar y los judíos elegimos la vida.

Recordamos la victoria de Samsón contra los Filisteos pero no queremos sucumbir junto a nuestros enemigos.

Podemos recordar a los judíos que resistieron en la fortaleza de Masada el asedio de Roma pero no queremos encontrarnos nunca más en esa situación.

Recordamos y honramos la memoria de más de seis millones de hombres, mujeres y niños asesinados por el III Reich pero nunca más permitiremos que eso ocurra de nuevo.

Decía Golda Meyer, que el mundo se había acostumbrado a ver llorar a los Judíos.

Pues no.

El Pueblo judío no vive anclado en el pasado ya que ningún otro pueblo ha contribuido tanto al progreso y a la modernidad pues por definición somos anticonformistas, no aceptamos el statu quo y por ello molestamos casi siempre.

Creo que tenemos suficientes testimonios de lo que digo.

El Pueblo judío no juega al victimismo pero si denunciamos la injusticia, la mentira y la distorsión de la Historia.

El Pueblo judío no se asusta si bien rechazamos las amenazas, las persecuciones o los atentados terroristas.

Los Judíos somos partidarios de la convivencia, de la diversidad, de la paz, del respeto por el otro y de la prosperidad de los pueblos.

Por todo ello nos integramos perfectamente allí donde estamos, como aquí en España, nuestros país.


En prensa:
Telemadrid: Botella reafirma el compromiso de Madrid de mantener vivo el holocausto 
ABC: Botella reafirma el compromiso de Madrid de mantener vivo el Holocausto
El distrito: Homenaje a las víctimas del holocausto en el parque Juan Carlos I
Madridiario: Homenaje a las víctimas del Holocausto
Te Interesa: Botella muestra el "compromiso" del Ayuntamiento contra "toda expresión de odio e intolerancia contra el pueblo judío"
Es Madrid, no Madriz: Yom Hashoá

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK