15 jul. 2008

Entrevista al Presidente de la FCJE en el Periodista Digital

A continuación transcribimos la entrevista realizada al Sr. Jacobo Israel Garzón, Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España en el Periodista Digital.


Jacobo Israel Garzón: "El antisemitismo se encuentra en el incosciente de muchos españoles"

14.07.08 | 13:55. Archivado en prensa

Alejandra Morales.-Jacobo Israel Garzón, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, asegura que la animadversión a los judíos se “encuentra en el inconsciente de los españoles”. Advierte que el terrorismo palestino “no es por causa de Israel” y que en los últimos años “el antiamericanismo y antisemitismo se han unido mucho”. La confusión entre información y opinión por parte de algunos medios "tampoco ha sido demasiado positiva".

¿Es España antisemita?

Decir que España es o no antisemita es erróneo. Sólo creo que existe. Esto viene de mucho atrás. El antisemitismo no ha muerto en España durante mucho tiempo. A lo largo de la historia la comunidad judía ha sido desvalorizada y todavía se encuentra en inconsciente de muchos españoles. Por eso España da resultados tan malos en las encuestas de antisemitismo en Europa. Hay mucho antisemitismo pero afortunadamente España no es antisemita.

¿Se está fomentando ese antisemitismo en la sociedad española?

La peor época a este respecto fue durante la Segunda Intifada. Es ahí realmente donde se volcaron los medios y fueron más parciales. Se dio una iconografía del conflicto que volvió a sacar la crucifixión, al igual que también se sacaron algunos estereotipos como podían ser los rasgos malévolos que se relacionaban con los judíos en el III Reich.

Hay mucho periodismo que, en lugar de hacer periodismo de información lo hace de opinión. Deberían ser más ecuánimes y presentar las cosas como son, no posicionarse de un lado o a otro, sino plasmar lo bueno y malo que hace cada uno. Pero si uno identifica a un sector como el malo de película y al otro como héroe, creo que se está distorsionando la realidad. La propia posición de antiisraelismo militante también lo confiere.

El posicionamiento de la sociedad con respecto a la comunidad judía ¿ha provocado que se haya llegado a justificar el terrorismo palestino?

El terrorismo no tiene ninguna justificación. Decir que el tema terrorista es por causa de Israel es totalmente falso. La prueba está con el islamismo argelino o lo sucedido en Afganistán con los talibanes, en ninguno tiene nada que ver Israel. Algunos, incluso intelectuales, mantienen esa posición y es un error.

¿Cree que ha podido influir que el antiamericanismo y antisemitismo estén relacionados en ocasiones?

Sí, es verdad que el antiamericanismo y el antisemitismo se han unido mucho en los últimos años. El antisemitismo siempre ha venido de la extrema derecha. Desde tiempo atrás se ha transferido a una parte de la izquierda, fundamentalmente a la izquierda comunista. La situación es grave. Los partidos centrados tienen que ser los de la razón y no de las glándulas.

¿Los judíos son víctimas de la xenofobia en España?

No hay un elemento diferenciador que nos distinga del resto. No sentimos acoso por parte de la población. No puedes diferenciar a simple vista a un protestante, católico o judío.

Pero como colectivo, somos un objetivo terrorista y sufrimos temor ante atentados. Hay determinados elementos de nuestra vida colectiva que se hacen complejos, pero no por ello vamos a dejar de hacerla.

A pesar de que España se declara aconfesional, algunas entidades religiosas se han sentido algo marginadas con respecto a la católica...

España es un país aconfesional según refleja la Constitución. Ha hecho acuerdos con la Iglesia católica y con el resto de comunidades religiosas, pero hay reglamentos que no se han cumplido. Pedimos que se hagan estos reglamentos.

España ha avanzado extraordinariamente en la libertad religiosa en los últimos treinta años y más teniendo en cuenta de dónde veníamos. Por otro lado, España es una nación que, aunque no sea católica, hay que tener en cuenta que la condición social de que la mayoría es católica. Pero a la minoría se la tiene que hacer sentir también como en casa. Más que una lucha entre religiones lo importante es que todo el mundo se sienta a gusto en la sociedad española.

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK