1 dic. 2010

Januca Sameaj


Hace 2.200 años en la Tierra de Israel gobernaban los reyes griegos. Antíoco Epífanes prohibió a los judíos rezar a su Dios, cumplir con sus costumbres y profanó el Templo colocando una estatua de Zeus. Como reacción Judas Macabeo y sus cuatro hermanos formaron un grupo de resistencia conocido como “los macabeos”. Lucharon contra los griegos durante 3 años hasta que consiguieron expulsarles. Cuando los macabeos entraron en el Templo para limpiarlo de imágenes idólatras y recuperar la llama de la Menorah (el candelabro), advirtieron que sólo quedaba una jarra de aceite y aquella exigua cantidad sólo bastaba para un día. Pero ocurrió el milagro. El aceite mantuvo encendido el candelabro durante 8 días seguidos, plazo necesario para que los sacerdotes pudieran preparar nuevas raciones de aceite.
Por eso la Menorah de Januca tiene 8 brazos con 8 velas (sin contar con la vela shamash que es la que enciende a las demás). Y por eso también la fiesta dura 8 días. Januca es pues, una fiesta en la que se celebra una victoria, la de los muchos sobre los pocos,
y se proclama la victoria del milagro mediante el encendido de luces de alegría y libertad.

Costumbres: Cada noche se enciende una vela nueva que se une a las ya encendidas en días anteriores. Así durante los 8 días que dura la fiesta de Januca. Durante el encendido de las velas se recitan las bendiciones de agradecimiento y recuerdo por el milagro obrado con el aceite del Templo.
Januca es una fiesta de luz y alegría. Se intercambian regalos y se comen dulces típicos como los sufganiot, una especie de buñuelos rellenos. El juguete típico es el sebibon, un tipo de peonza que se regala a los más pequeños.

El próximo miércoles día 1 de diciembre, por la noche, en un acto organizado por Casa Sefarad-Israel y la Comunidad Judía de Madrid, se procederá al encendido de la primera vela de Januca. También habrá encendidos de Januquiot en otras ciudades españolas.

 

TWITTER

OPINIÓN

FACEBOOK